Maniobras de rescate en montañismo y escalada

Autorescate en Pared y Escalada

En el año 2008, escalando en la Patagonia Argentina con mi amigo Francisco “Gigio” Rojas, durante la noche, mientras bajábamos de escalar la aguja Mermoz, en un momento de descanso nos cayó encima un desprendimiento de piedras que casi nos mata. Las piedras dañaron nuestras cuerdas, nosotros quedamos lesionados y, aun así, logramos resolver el problema y regresar a salvo. En ese momento, el haber sabido qué hacer frente a una situación como esa, nos permitió técnica y emocionalmente salir de ahí (además, antes ambos habíamos sido voluntarios activos del Cuerpo de Socorro Andino).

Es importante tener conocimientos técnicos de auto rescate y el uso y limitaciones del equipo, ya que, en las técnicas de autorescate, los equipos se utilizan más allá de los parámetros normales de uso. Un dispositivo de aseguramiento de escalada está diseñado para la carga de 1 persona (escalador) de 80 kilos (0.8 kn.) como estándar. En cambio, un dispositivo de aseguramiento de rescate organizado, está diseñado para la carga de 2 personas (rescatista y accidentado) más, el equipo y la camilla, siendo un total de 200 kilos (2kn) como estándar.

En auto rescate, el trabajar con la carga de 2 personas (1,6 kn) con equipo de escalada normal, necesita un conocimiento específico, un buen background técnico y conocimiento de la física de los sistemas. Si bien existen variadas técnicas, nudos y sistemas especiales para realizar autorescate con estos tipos de equipos, lo mínimo que uno necesita saber es si aquello que quiero hacer, efectivamente, funcionará. Para esto es útil realizar el Test del Sistema de Rescate Seguro, basado en pensamiento crítico, el cual es posible de resumir, en 3 grandes preguntas:

      1. ¿Funciona?
        ¿El sistema que instalé, me permite hacer lo que quiero hacer? Descender, por ejemplo, a 2 personas desde el anclaje o rapelear los dos en contrapeso. ¿Cómo estoy seguro de esto?
      2. ¿Hay un respaldo?
        Mirar de nuevo el sistema. ¿Hay algún punto que si falla puede generar un accidente? Debes tener un respaldo en los puntos críticos. Ej. si falla el nudo autobloqueante la carga debe quedar en otro punto. De lo único que no tenemos respaldo en auto-rescate, es de la cuerda, y esa es una diferencia importante con el rescate técnico organizado, donde se trabaja con 2 cuerdas teniendo siempre un respaldo, en todos los sistemas.
      3. ¿Y si suelto las manos?
        Si suelto las manos – en cualquier momento – no debería suceder ningún evento catastrófico o que genere daño.

El autorescate se basa en 4 habilidades principales, las cuales son simples técnicas para poder mover a un escalador accidentado o imposibilitado.

Sistemas de ascenso

Son técnicas que se basan principalmente en los sistemas de poleas, para poder subir a un accidentado a un lugar más seguro o de mejor manejo de la situación. Saber reconocer los sistemas de poleas simples, compuestos y complejos, nos ayudará a evitar el aumento de la fricción, pensado en que estamos aumentando la ventaja mecánica. La recomendación es saber “leer” el sistema, más que aprendérselo de memoria. El sistema Z es parecido al sistema con la N cuando ambos son el mismo sistema de poleas simple 3:1.

Sistemas de descenso

Técnicas que nos permiten descender a 1 o 2 personas, pasar nudos, etc. Aquí la fricción es nuestra aliada.

Rapel en contrapeso

Técnica que nos permite rapelear desde el anclaje hasta mi compañero. Es decir, si mi compañero está escalando de segundo, poder llegar a su lado, estabilizar y seguir rapeleando con él.

Rapel en tándem

El rapel en tándem permite bajar con el accidentado saliendo en rapel desde el anclaje.

Tips generales de Autorescate
  • Autoasegurarse con la cuerda y nudo ballestrinque al anclaje. Esto nos permite ajustar la distancia y el lado opuesto de la cuerda. Nos sirve para improvisar sistemas.
  • Siempre ordenar la cuerda antes de empezar el auto rescate.
  • Antes de operar, chequear el sistema desde el área de trabajo hacia el anclaje.
  • Aprende sistemas con nudos que ya conoces y utilizas normalmente, más que nudos poco comunes que vengas recién conociendo.
  • Para los nudos autobloqueantes, utilizar cordines de una diferencia de, al menos, de 3mm para un agarre ideal.
  • Manejar el uso profundo del nudo dinámico (dinámico con fuga, autobloqueante, pasarlo a ballestrinque, etc.).
  • El anclaje debe ser alto, a la altura del pecho o más arriba. Esto permite pasar mejor los bordes de las terrazas.

Finalmente, rescatar al primero de cuerda es normalmente más fácil, ya que, el primero de cuerda ya está en contrapeso (top rope), e independiente de las complejidades técnicas. Solo hay que bajarlo hasta un punto donde lo podamos alcanzar. El tema crucial aquí, es el RIESGO, ya que no sabemos en qué condiciones están el seguro del cual está colgando el primero.

Por Darío Arancibia.